Diccionario de Fobias

Relajación controlada mediante una señal

Relajación controlada mediante una señal

Relajación controlada mediante una señal

Muchas reacciones y conductas humanas son un tipo de aprendizaje de respuesta condicionada. Considere el dicho “mi mamá es la mejor cocinera”, puede que mami no sea una buena cocinera, pero esto seguirá siendo cierto para sus hijos porque habían estado condicionados a su comida. Esta es la razón por la cual la comida en otros países extranjeros suele saber extraña.  Lo mismo sucede con las ropas de moda. Las fotos de ropas usadas diez años antes parecen ridículas porque hemos estado reacondicionandonos lentamente a las modas actuales.

Cuando una persona experimenta ansiedad elevada, las sensaciones y acontecimientos diversos presentes durante el tiempo que está ansiosa tienden a convertirse en un estímulo de respuesta condicionada. Por ejemplo, si una persona tiene ataques de pánico mientras esta conduciendo, el simple hecho de estar en un coche puede activar síntomas leves de ansiedad. La ansiedad generada por esta forma de aprendizaje de respuesta condicionada juega un papel muy sutil, pero importante, en la sustentación el trastorno de pánico. Aún cuando una persona entiende conscientemente la dinámica que provoca los síntomas originales y confíe en que no existe peligro alguno, todavía continúa experimentando la ansiedad generada por el aprendizaje de respuesta condicionada. Este tipo de aprendizaje de respuesta condicionada puede invertirse a través de un proceso llamado desensibilización, o utilizando la relajación controlada mediante una señal.

La relajación controlada mediante una señal se refiere a la relajación activada por una indicación al estilo de una respuesta condicionada. La indicación puede ser cualquier cosa, ya sea una escena imaginaria, una simple señal física como juntar el pulgar y los demás dedos.

El primer paso para desarrollar la relajación controlada mediante una señal es aprender un método que capacite a la persona para producir una respuesta de relajación. El segundo paso es determinar una indicación y empezar a asociarla con la respuesta de relajación que se está practicando. Por ejemplo, usted podría colocar su pulgar y dos dedos juntos mientras practica su ejercicio de respuesta de relajación. Con el tiempo, el acto de unir su pulgar y sus otros dedos actuarían como una señal o activador para la respuesta de relajación.

También te puede interesar:

Identificar y reducir las fuentes de ansiedad

Reducir los síntomas de ansiedad, cuatro obstáculos comunes

Identificar y reducir las fuentes de ansiedad
Compartir

Acerca de María Angélica

Estoy acá para colaborar en el desarrollo de la comunicación visual de Infobias

Comentarios

Añadir nuevo comentario

Que es Infobias.com